Mindfulness, la mejor medicina para la ansiedad

 

Según datos difundidos por diversas empresas farmacéuticas,  la venta de antidepresivos en España se ha incrementado  considerablemente desde el 2007, año que se inicio la crisis, hasta hoy. Estas mismas empresas han revelado estudios que ponen de manifiesto que la  dispensación de estos productos ha crecido a medida que aumentaba la crisis. Los problemas económicos, la crisis y el paro están desencadenando una serie de problemas de estrés, ansiedad y depresión que han ido ligados a un aumento de prescripciones de psicofármacos.

Y las previsiones para el año que entra no parecen mejorar. Ni siquiera los más optimistas auguran que la situación económica vaya a sufrir cambios positivos. Pero no tenemos opción. Este año,  sea bueno o malo, es el que nos ha tocado vivir. Eso no podemos cambiarlo, lo que si podemos es cambiar nuestra actitud, podemos aprender a gestionar el estrés y la angustia que la incertidumbre nos provoca. Esta es la línea por la que abogan cada día más psicólogos que imparten programas de entrenamiento en Mindfulness (atención plena), programas que se que se practican desde hace años  en Estados Unidos y en aquellos países donde el capitalismo es puro y consecuentemente muy duro y existen pocas ayudas sociales.

De hecho, la prestigiosa base de datos de investigación biomédica Pubmed acaba de publicar un estudio  realizado a 136 pacientes que sufrían dolor físico o emocional y  a los cuales se les aconsejó practicar la meditación –Mindfulness- diaria durante ocho semanas. Los resultados revelaron que todos los pacientes que participaron en este estudio redujeron su percepción de dolor y aumentaron su bienestar tras practicar meditación durante 8 semanas, 20 minutos al día. Tras un año de seguimiento, estos pacientes experimentaron mejoras cuantificables en su percepción del dolor tanto físico como emocional.

Y por si fuese poco, la práctica de Mindfulness también se ha revelado efectiva  para ayudarnos con la otra gran plaga de la vida moderna: la multitarea. A todos nos gustaría que nuestra atención fuese infinita, pero no lo es. No podemos hacer dos cosas a la vez.  Lo que en realidad hacemos es cambiar nuestra atención rápidamente de una tarea a otra. Y eso significa que no dedicamos tanta atención a una sola cosa, y que sacrificamos la calidad de nuestra atención. Perdemos por tanto cantidad y calidad.

Aunque a corto plazo, la  ilusión de eficacia que proporciona estar y parecer muy ocupado, tranquiliza, los neurocientíficos insisten en que el cerebro humano no es bueno saltando de una tarea a otra, pues se dispersa con más facilidad de la que estamos dispuestos a aceptar. El nuevo desafío intelectual es, por tanto,  la lucha por recuperar la atención.

En 2012, investigadores de la Universidad de Washington examinaron los efectos del entrenamiento en Mindfulness sobre personas que actúan en modo multitarea. Para ello, se coloco a cada participante en una oficina con un ordenador y un teléfono y se les pidió que realizaran varias funciones en un tiempo determinado. Después estos participantes se dividieron en tres grupos. Uno de ellos tomó un curso de meditación  de 8  semanas, otro invirtió el tiempo en un curso de relajación corporal y el tercero simplemente descanso.  Después todos los participantes  fueron sometidos a una nueva ronda de trabajo multitarea. Sólo el primer grupo  mejoro considerablemente su rendimiento.

 

En España, ya podemos encontrar  lugares especializados en ofrecer cursos para aprender esta técnica, como los programas que ofrece Inself Center en Barcelona. Hay diferentes cursos y su programación aparece en la web del centro (http://www.inself.es/)  .Estos cursos alternan entrenamiento en relajación, ejercicio físico con estiramientos, meditación y aprendizaje de estrategias cognitivas y de regulación emocional. El Programa de Reducción de Estrés basado en Mindfulness (MBSR) 1 es un programa originalmente creado por el doctor Jon Kabat-Zinn del Centro Médico de la Universidad de Massachusetts, cuya eficacia ha sido probada en múltiples trabajos de investigación científicos en todo el mundo a lo largo de los últimos 20 años. 

Estrella Fernández, neuropsicóloga y profesora certificada en Mindfulness por la Univ. De Bangor lleva, desde hace años, impartiendo estos cursos que como ella explica nos enseñarán a  “tomar conciencia de nuestra experiencia en cada momento y gestionar de forma más competente y saludable los pensamientos, emociones y conductas, con lo que lograremos un mejor control emocional, mayor capacidad de atención, un comportamiento más eficaz y mejora general del estado de ánimo”.

Estos cursos van dirigidos a cualquier persona que desee mejorar su bienestar mental y físico, pero  está especialmente indicado para aquellos que sufren una  sobrecarga de estrés o dificultades de concentración, es decir, la mayoría de nosotros. La meditación, es hoy por hoy,  una alternativa eficaz a la medicación y sobre todo una herramienta de prevención contra las enfermedades derivadas del estrés.