Pongamos que hablo de MIndfulness (o Atención Plena)

El Mindfulness está de moda. Todo el mundo habla de Mindfulness, pero: ¿Que és Mindfulness y para qué sirve? Según la definición del Dr. Kabat Zinn, “Mindfulness es una forma de prestar atención al momento presente, de forma deliberada y sin juzgar” ; una capacidad que, al desarrollarla, nos hace más conscientes de lo que sucede en cada momento dentro y fuera de nosotros y nos permite actuar de forma más inteligente y más acorde a nuestros intereses.

Su introducción en occidente, como técnica de curación se debe al Dr. Jon Kabat-Zinn, fundador de la Clínica de Reducción de Estrés en el Centro Médico de la Universidad de Massachusetts. Fue allí donde hace más de 30 años, se empezó a utilizar para el tratamiento de problemas físicos, y psicológicos, dolor crónico, y otros síntomas asociados al estrés. Sin embargo, y aunque su utilización en medicina es reciente, tenemos que tener en cuenta que procede de es una práctica muy antigua que se origina hace más de 2.500 años y constituye la esencia fundamental del budismo, donde se conoce como meditación.


Con frecuencia las preocupaciones y responsabilidades de la vida diaria nos atrapan en un círculo vicioso que nos impide avanzar, y que se agrava cuando pasamos por experiencias difíciles o caemos enfermos. Desarrollar la Atención Plena puede resultar muy útil para comprender y reducir las respuestas de estrés y ansiedad, gestionar eficazmente nuestras emociones y pensamientos, controlar el dolor, lograr un estado voluntario de relajación, responder ante los problemas y, en definitiva, participar en nuestra salud y bienestar.


La práctica de esta atención abre la puerta hacia nuevas posibilidades, nos trae al aquí y al ahora, nos invita a vivir una vida de manera más plena y en el presente.

Sé que estaréis pensando que esto suena muy bien, pero que conseguirlo la atención plena no es ni mucho menos tan fácil. Cierto, no es fácil, pero tampoco es difícil. Sólo hay que entrenar con decisión y constancia y existen programas que pueden enseñarte. Pero como en casi todo, hay que querer aprender.

Si se quiere, se puede!!