Mindfulness y TDAH

Mindulness para padres y niños con TDAH

Los niños con TDAH presentan problemas para mantener la atención de forma prolongada, tienen dificultades para planificar y mantener objetivos y para inhibir respuestas, y en consecuencia, su comportamiento es desatento, impulsivo e hiperactivo (Barkley).

Los tratamientos más utilizados en la actualidad para este trastorno son los medicamentos (estimulantes) y la terapia conductual. Sin embargo, ambos tienen limitaciones.

Los medicamentos solo funcionan a corto plazo y pueden tener efectos secundarios. El entrenamiento conductual se aplica a los padres, pero es muy difícil de seguir, a veces porque los padres pueden también mostrar síntomas de TDAH o simplemente por la dificultad que entraña llevarlo a cabo de forma consistente en situaciones de cansancio prolongado o estrés.

 

En cualquier caso, ambos métodos requieren control externo y los niños no aprenden estrategias de autocontrol. Además, el uso habitual de castigos desemboca frecuentemente en un importante deterioro de las relaciones padres-niños y un elevado nivel de estrés en los padres. 

Un creciente número de estudios científicos han demostrado la efectividad de un entrenamiento en Mindfulness combinado a padres e hijos:

- El entrenamiento a niños (y adolescentes) se centra en los déficits esenciales del TDAH: mejora de la atención, consciencia y autocontrol emocional. 

- El entrenamiento a padres se enfoca en la reducción del estrés y la preocupación por el trastorno del niño, a la vez que mejora las funciones ejecutivas (organización, planificación, gestión de conflictos) en padres impulsivos y la capacidad de  atención para cuidarse a sí mismos, al funcionamiento de la pareja y la educación y comunicación con sus hijos.

 Más información:

 www.inselfmindfulness.com