DÉFICIT DE ATENCIÓN –TDAH 

¿Qué es el TDAH?- Perspectiva clínica actual

El Trastorno por Déficit de Atención con hiperactividad (TDAH) es el nombre oficial usado por la Asociación de Psiquiatría Americana (APA) para designar una condición del desarrollo neuropsicológico que se caracteriza por distracción, impulsividad e inquietud o hiperactividad.

Estos síntomas están presentes desde la infancia y con una intensidad y frecuencia mucho mayor que la observada en personas con un nivel de desarrollo similar. En muchas ocasiones es hereditario.

Los síntomas, de acuerdo a la clasificación diagnóstica de la APA, son los siguientes:

Síntomas de inatención:

  • No presta suficiente atención a los detalles
  • Dificultad para mantener la atención
  • Parece no escuchar cuando se le habla
  • No sigue instrucciones ni finaliza las tareas
  • Tiene dificultades para organizar tareas y actividades
  • Evita tareas que requieren un esfuerzo mental sostenido
  • A menudo pierde objetos necesarios para completar sus tareas
  • Se distrae fácilmente por estímulos irrelevantes
  • A menudo es duscuidado en las actividades diarias

Síntomas de hiperactividad - impulsividad:

  • Mueve en exceso manos o pies o se remueve en su asiento
  • Se levanta de la silla en clase cuando no es apropiado
  • A menudo corre o salta excesivamente
  • Tiene dificultades para jugar de forma tranquila
  • Siempre está en movimiento o en marcha, como si tuviera un motor
  • Habla excesivamente
  • Da respuestas precipitadas antes de que se terminen de formular las preguntas
  • Tiene dificultades respetando los turnos
  • Interrumpe o se inmiscuye en conversaciones de otros

De acuerdo a esta clasificación, se establecen 3 subtipos de TDAH: 

  • Tipo con predominio inatento
  • Tipo con predominio hiperactivo-impulsivo
  • Tipo combinado, con síntomas de inatención y de hiperactividad-impulsividad

 

Impacto en la calidad de vida

Más allá de los problemas específicos de atención e impulsividad, el TDAH está asociado con dificultades en los distintos ámbitos de la vida diaria. Por ejemplo, la impulsividad hace que el niño con TDAH parezca exigente y egocéntrico teniendo consecuencias negativas en su adaptación social y escolar. La inatención hace también que su rendimiento escolar sea más bajo que el que le correspondería por su nivel de inteligencia.

En la familia, la relación con los padres suele ser más difícil y conflictiva, con un alto nivel de estrés , que empeora si hay presencia de trastorno negativista desafiante (TND).

Las relaciones con amigos también pueden ser problemáticas, porque los chicos con TDAH tienden a ser más intrusivos y disruptivos y también tienden a expresar su rabia y frustración más que otros cuando se les provoca y muestran menor empatía. 

Imprescindible un correcto diagnóstico

Si sospechas que tu hijo puede tener TDAH, llegar al diagnóstico requerirá persistencia.

Una correcta evaluación deberá incluir:

  • ENTREVISTA INICIAL: de una duración al menos de entre 1 y 2 horas. Este tiempo se dedicará al niño y a los padres, valorando si los síntomas son atribuibles al TDAH o existen otras posibles explicaciones para el comportamiento del niño.
  • CUESTIONARIOS: será necesario rellenar varios cuestionarios y escalas con una exhaustiva relación de síntomas y comportamientos del niño. Estos cuestionarios, además de ser cumplimentados por los padres, también deberían darse a su principal cuidador o profesor en el colegio, ya que contra más información se tenga, más preciso será el diagnóstico.
  • TEST NEUROPSICOLÓGICOS: debe hacerse una exploración de las capacidades cognitivas del niño -atención, memoria e inteligencia general.
  • EXAMEN FÍSICO: que incluiría una revisión de la vista y audición, para descartar posibles causas físicas para los síntomas.
  • HISTORIA SOCIAL: importante para detectar posibles estresores que pueden causar conductas similares a la sintomatología del TDAH.
  • HISTORIA FAMILIAR: El TDAH es altamente hereditario, por lo que es importante saber si hay antecedentes en los padrs o en algún familiar cercano. La presencia de antecedentes incrementa de forma dramática las posibilidades de que el niño tenga el trastorno.
  • HISTORIA DE LOS SÍNTOMAS: para diagnosticar a un niño con TDAH tiene que mostrar al menos 6 de los 9 síntomas de inatención y/o hiperacitividad (ver apartado "¿qué es el TDAH?"). Además, estos síntomas se tienen que dar en más de un ambiente (escuela, casa) y de forma que afecten al funcionamiento normal del niño en este área. 

Alternativas de tratamiento

Algunos autores han descrito el TDAH como tener en el cerebro un fabuloso coche de carreras pero que funciona con frenos de bicicleta. Pues bien, el objetivo del tratamiento será siempre fortalecer esos frenos, de forma que se empiecen a ganar las carreras de la vida.

EL TRATAMIENTO ESTÁNDAR

El tratamiento estándar para el TDAH consiste en la combinación de terapia conductual y farmacoterapia (estimulantes) y esta combinación ha demostrado ser beneficiosa para una buena parte de niños con TDAH.

La terapia de conducta es una estrategia de disciplina estructurada basada en recompensas y consecuencias -como aumentar o disminuir el tiempo que se permite al niño ver la TV- que pretende enseñar al niño la forma correcta de comportarse. La conducta deseada -levantarse a tiempo, no interrumpir, etc. - depende y varía mucho con cada niño. 

La idea básica es establecer una serie de normas específicas que regulen el comportamiento del niño (nada demasiado vago o genérico) y hacer cumplir estas reglas constantemente, con consecuencias positivas cuando se cumplen y consecuencias negativas inmediateamente después de las infracciones. La evidencia sugiere que la terapia de conducta funciona mejor cuando se empieza en una edad muy temprana. 

Este tratamiento estándar, aunque efectivo, tiene sus limitaciones: 

  • Posibles efectos colaterales del tratamietno farmacológico
  • La aplicación de consecuencias es difícil de llevar a cabo de forma conssistente por los padres, debido a cansancio, estrés, etc. 
  • Ambos métodos requieren control externo y los niños no aprenden estrategias de autocontrol.
  • Normalmente se incluye eluso de castigos como parte del control de consecuencias. Esto desemboca en interacciones coercitivas padres-hijos, especialmente en los que tienen asociado un trstorno negativista-desafiante. 
  • En consecuencia, se resiente la interacción padres /niños

NECESIDAD DE ENCONTRAR ALTERNATIVAS

En unaépoca de curas milagrosas y dietas culto, es má importante que nunca para los padres con niños con TDAH y para los adultos con TDA, separar los tratamientos alternativos legítimos, que están demostrando resultados en estudios científicos o con la evidencia clínica, de las intervenciones infundadas que pueden ser incluso perjudiciales. 

En Inself ofrecemos los tratamientos tradicionales, pero también alternativas con evidencia científica,basadas en la neuroplasticidad, en la capacidad que tiene el cerebro para cambiar mediante entrenamiento. A menudo encontramos que el mejor tratamiento para el TDAH en realida puede implicar una combinación de terapias. La efectividad de los tratamientos varía con cada persona, y la clave es trabajar juntos para encontrar el que sea más adecuado. 

El programa COGMED, de entrenamiento en memoria de trabajo ha sido validado en numerosos estudios científicos que correlacionan la memoria de trabajo como la función clave regulatoria de la atención. 

El programa de entrenamiento en MINDFULNESS específico para niños con TDAH y sus padres ha demostrado que incrementa la satisfacción de los padres y mejora las relaciones conlos niños (Singh 2010), mejora el procesamiento atencional (Jha 2007, Semple 2010) y mejora la capacidad de concentración y de inhibición de respuestas automáticas (Bogëls 2010).

En Inself somos expertos y tenemos la máxima formación y entrenamiento en la impartición de estos tratamientos, así como décadas de experiencia con servicios psicológicos y de rehabilitación cognitiva probados.